Premiaron a los creadores de un sistema de alerta de fatiga laboral

Un equipo de investigadores, graduados y estudiantes de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) ganó un premio del Conicet y del Instituto Balseiro para desarrollar su propuesta llamada “24/7”, un sistema de manejo de riesgos con alerta cuando una persona padece fatiga laboral.

Son del Laboratorio de Cronobiología de la UNQ, aunque idearon el proyecto junto a investigadores de la UBA, la Universidad Torcuato Di Tella y del Laboratorio de Cronofisiología de la UCA.

Participaron psicólogos, médicos, biólogos, biotecnólogos y expertos en finanzas. Y ganaron 3.000 dólares por el premio en la categoría “mejor proyecto que responda a una demanda de la sociedad”, del Concurso “Planes de Negocio de Base Tecnológica IB50K”.

La investigación fue de carácter multidisciplinario. “Nada mejor que la hibridación disciplinar para reunir enfoques construidos desde distintos pares de ojos observando en múltiples direcciones”, consignaron.

«24/7» es un emprendimiento de base tecnológica cuyo objetivo es la detección temprana de la fatiga en poblaciones de riesgo: trabajadores de turnos rotativos, nocturnos, o bien, aquellos que usualmente realizan jornadas extendidas.

“Nuestro objetivo es ayudar a individuos que presentan falta de sueño, que no cuentan con las oportunidades necesarias para poder descansar bien y, en algunos casos, podrían detentar trastornos que los conducen a desarrollar una fatiga. Como resultado, la tensión aumenta, mientras que la capacidad de estar en alerta y responder a los estímulos se ve atenuada”, describe Malena Mul Fedele, graduada de la UNQ y partícipe del proyecto.

Consignó que su equipo hace muchos años buscaba conocer cómo funcionan el reloj y los ritmos biológicos, “y es un orgullo poder compartir algunos de estos resultados con la sociedad, salir un poco del laboratorio y mirar el mundo en el que estamos insertos. Es una gran oportunidad para una investigación traslacional (mas relacionada con las personas).

“Después de tanta investigación tenemos la posibilidad de ofrecer servicios y consultorías”, apuntó el reconocido Diego Golombek, director del Laboratorio de Cronobiología y referente argentino en estudios cronobiológicos.

“La desincronización de los ritmos biológicos puede traer efectos nocivos en la salud humana. Sin ir más lejos, enfermedades crónicas y multifactoriales como el cáncer, la diabetes, obesidad y aumento del ritmo cardíaco”, explica Mul Fedele.

El objetivo del equipo será continuar en la búsqueda de financiamiento para poder desarrollar un prototipo y validarlo en las poblaciones de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *