“Esto es un reinventarse día a día”

El largo confinamiento a causa de la pandemia de Coronavirus ha cambiado, lamentablemente, el mundo tal como lo conocíamos. En este sentido, la salud mental no es inmune a ello, aflorando patologías y trastornos en personas de todas las edades. Los profesionales de la psicología deben echar mano a diferentes herramientas para tal fin, y las terapias online son una de ellas. La palabra de la Lic. Silvia Lo Bello, del Colegio de Psicólogos de Quilmes

Ante la situación actual generada por la pandemia de COVID-19 y las medidas establecidas por los organismos oficiales, la salud mental y emocional de adultos, jóvenes y niños puede verse afectada. Demás está decir que nuestra cotidianidad, nuestros vínculos, nuestra forma de relacionarnos con el mundo externo y la forma de desempeñar nuestro trabajo, se han modificado forzosamente de modo parcial o total, generando efectos de los más variados: estrés, angustia, ansiedad, incertidumbre, irritabilidad, irascibilidad, preocupación, agobio, tristeza, y más.

Mucho más que un simple lema, desde el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires – Distrito XII (Quilmes – Avellaneda – Berazategui – Florencio Varela) adherimos a que ‘No hay salud, sin salud mental’, y por eso mismo la Licenciada Silvia Lo Bello describió a grandes rasgos los efectos emocionales que conlleva esta situación y por la cual cobra aún mayor relevancia el trabajo de los profesionales en el área de la psicología.

“En parte es por la cuarentena, pero en realidad el hecho es la pandemia. La cuarentena es una alternativa ante un hecho de impacto de un virus que no tiene tratamiento, y por ahora es el único remedio aislarse, protegerse, cuidarse para evitar contagios. Los efectos emocionales, psíquicos, en quienes estamos atravesando esto, van aumentando. Esto es un día a día, es ir viendo sobre la marcha, es reinventarse, sacar de la galera los recursos, herramientas, contener por lo menos de parte de los profesionales de la salud mental a personas que van consultando”, manifestó.

Asimismo, Lo Bello añadió que “quienes consultan en general presentan un estado emocional marcado por la angustia, la ansiedad, el miedo, la incertidumbre,,, Estamos ante un hecho inédito por lo menos de los últimos 100 años que tiene categoría de gran impacto y en muchas

personas irrumpió a modo de situación traumática. No se trata solo de abordarlo psicológicamente, sino que hay quienes van a requerir apoyo psicofarmacológico, debido a que se han incrementado los trastornos de sueño y manifestaciones psicosomáticas como la angustia”.

Terapias online

La especialista en psicología clínica con adultos indicó que, como consecuencia de todos estos fenómenos, “las consultas han aumentado y los pacientes que ya estaban en tratamiento por otras cuestiones, se les ha agregado este plus ante el cual es muy novedosa la manifestación que va a tener y muy singular ante la subjetividad de cada individuo. Acá estamos nosotros, en nuestra tarea, nuestra especialidad. Esto afecta al mundo adulto, pero también a niños, adolescentes y familias en general”.

Reinvención

Por supuesto que el confinamiento a causa del Coronavirus también ha revolucionado el mundo laboral, y los psicólogos no son ajenos a ello. En este sentido, hoy por hoy casi todas las terapias se brindan de modo online: “los psicólogos que hacemos fundamentalmente clínica, es decir atendemos en consultorios, o servicios de salud mental en hospitales, clínicas, unidades sanitarias, estamos familiarizados con terapias online porque algunos de nosotros hemos recibido consultas y tenemos tratamientos con pacientes que viven en el extranjero, otras provincias, o atraviesan un estado de salud donde necesitan internación de forma crónica, y también algunos que hacían terapia presencial a veces tenían alguna consulta extra de manera puntual, sin poder esperar la próxima sesión. Pero esto se transformó en una cuestión permanente y no sabemos hasta cuándo. Esto los vulnera en sus relaciones, economía, actividad laboral; en fin, a eso nos conduce el reinventarnos. Recuerdo lo que pasó con la crisis de 2001 donde todos nos tuvimos que reinventar porque había que pensar otros modos de tener ingresos. Creo que este fenómeno también tiene esa característica y es mucho más grave porque compacta salud y vida, pero en aquel momento muchos descubrieron vocaciones y nuevas formas de trabajo”, sentenció la también Tesorera, Coordinadora de la Secretaría de Ejercicio Profesional, y Coordinadora de la Comisión de Especialidades del Colegio de Psicólogos de Quilmes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *