Los docentes ponen en duda el regreso a las aulas por la situación epidemiológica y las obras

Los gremios docentes de todo el país plantearon dudas en los últimos días sobre el regreso gradual a las clases presenciales en las provincias de Catamarca, Corrientes, Formosa, Misiones, San Juan, Santiago del Estero, Santa Fe, San Luis y Tucumán, según declararon, por la variabilidad en la situación epidemiológica y los trabajos de adecuación de los espacios que deben realizarse.

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Bonaerense (Suteba), Roberto Baradel, consideró que “no se puede volver a clases en el pico de la pandemia”.

En Santiago del Estero, las clases presenciales para los alumnos de los últimos años comenzará el 18 de agosto, los docentes se reintegrarán el 3 de agosto.

Orlando Gorosito, titular del gremio AMET, señaló que “se deben evaluar la infraestructura y la provisión de elementos de higiene” y Hugo Funes, de SADOP, sostuvo que “se debe cuidar la salud ante todo”.

Rodrigo Alonso, secretario general de la seccional la Capital de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe) dijo que los trabajadores quieren “discutir los protocolos en paritarias para acordar la vuelta a las clases”.

El Gobierno de Santa Fe dispuso que la primera semana de agosto se utilice para limpieza edilicia. Las clases presenciales se retomarán en escuelas rurales y en localidades pequeñas.

En Tucumán, Lucía Varela, profesora en educación especial dijo: “En nuestro caso es dificil el retorno a las aulas por las singularidad del alumnado, es difícil el cumplimiento de los protocolos”, mientras Guadalupe Rearte, docente de 6to año, opinó que “las clases deben volver en las escuelas donde estén dadas las condiciones”.

Tampoco en Corrientes “están dadas las condiciones para reiniciar las clases en agosto”, según dijo el secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (SUTECO), Fernando Ramírez.

Pero “los docentes tienen todas las intenciones de volver a las aulas”, aclaró y agregó que “hay lugares como clubes que se pueden adaptar”.

De forma similar se expresó el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Catamarca, Mario Sánchez:”Veo difícil que en el mes de agosto puedan retornar las clases”. Autoridades de los Ministerios de Educación y Salud mantuvieron el pasado jueves una reunión con los intendentes catamarqueños para coordinar acciones de reacondicionamiento de las escuelas.

Distinto es el panorama en San Luis, ya que las clases presenciales podrían reiniciarse a fines de agosto o primeros días de septiembre según lo anunció el gobernador de la provincia, Alberto Rodríguez Saá, que había propuesto una modalidad mixta entre virtual y presencial, pero tuvo crítica gremial ya que coartaron la posibilidad de que docentes pudieran cumplir con jornadas los sábados.

En San Juan, por su parte, los gremios de la educación y el gobierno acordaron medidas para que los alumnos de los últimos años de la primaria y la secundaria vuelvan a clases el 10 de agosto en 14 departamentos de la provincia.

Luis Lucero, secretario general de la Unión de Docentes Agremiados Provinciales (UDAP), considera que “es un protocolo que abarca desde la convivencia hasta el transporte”, mientras que el secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA) provincial, Roberto Rosas, dijo: “Pensamos en un sistema en el que una semana concurrirá a clases un grupo de alumnos y la semana siguiente, el otro”.

La secretaria general de la Unión de Trabajadores por la Educación de Río Negro (Unter), Sandra Schieroni, indicó a que “está prevista para septiembre la presencialidad de los estudiantes a los distintos establecimientos, solo si están los colegios en condiciones, si no, no”, advirtió.

En tanto, el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (Atech), Santiago Goodman dijo: “Nuestro gremio está completando una semana de paro por atraso en los pagos de sueldo de mayo por lo que es imposible que se piense en un retorno a clases”.

Además, la directora de escuela Natalia Cáffaro, en tanto, aseguró que “hace por lo menos 7 meses que no se hace mantenimiento integral, nuestra escuela tiene goteras y problemas de calefacción”.

En Neuquén, el Secretario General de la Asociación Trabajadores de la Educación (ATEN), Marcelo Guagliardo dijo: “El gobierno provincial no nos ha convocado para determinar las condiciones de la vuelta a clases. Pero primero tienen que poner las escuelas en condiciones”.

Desde AMP (Asociación de Maestros y Profesores) de La Rioja, su secretario general, Rogelio De Leonardi, informó que “es imposible tener clases presenciales en ningún lugar de la provincia y deben estar garantizados los acuerdos paritarios”.

En Entre Ríos, el docente Máximo Deshayes pidió “contar con un plan de infraestructura escolar; la reapertura inmediata” del Plan Conectar Igualdad; y la “recomposición salarial”.

Marcelo Pagani, de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) pidió volver a las clases “con garantía sanitaria, redefinición institucional y curricular”. Su homólogo de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) Entre Ríos, Andrés Bessel, remarcó que “hay escuelas sin agua, sin elementos de limpieza y las aulas no están preparadas para el distanciamiento”.

Por último, el director general de escuelas de Mendoza (DGE) José Thomas señaló que “las clases volverán el lunes 27 como se estaban dictando antes del receso invernal” y estimó que “no se producirá antes de septiembre” la vuelta a la presencialidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *