Ocampos celestial

A los 26 años el quilmeño Lucas Ocampos atraviesa un momento extraordinario rubricado el martes con el gol que permitió a Sevilla vencer a Wolverhampton de Inglaterra y pasar a las semifinales de la Europa League cuya final se jugará el viernes 21 de agosto en Colonia, Alemania.

En ese mismo estadio, el Rhein Energie, el equipo andaluz se medirá el domingo a las 16 de la Argentina con Manchester United, que con un gol del luso Bruno Fernandes de penal el lunes había superado al Fútbol Club Copenhage

El otro choque semifinal tendrá lugar el lunes a la misma hora, en Düsseldorf, entre Internazionale de Milán (donde juega el bahiense Lautaro Martínez) y Shaktar Donestsk de Ucrania, ganador ayer por 4-1 a expensas de Basel de Suiza.

El lunes Inter había sido airoso de su partido con el Bayer Leverkusen del santafecino Lucas Alario por 2-1 en Düsseldorf.

Un total de seis jugadores argentinos forman parte de los equipos que ya constan entre los cuatro mejores de la Europa League: además de los mencionados Ocampos y Martínez, el rosarino Ever Banega y el cordobés Franco “Mudo” Vázquez en Sevilla y el misionero Sergio Romero y Marcos Rojo en Manchester United, aunque durante el año curso el defensor estuvo cedido a Estudiantes de La Plata.

De los seis, el que transita meses de ensueño es Ocampos, puesto que en pocos meses en Sevilla ha consumado el póker al que aspira todo delantero: crecimiento en el juego, titularidad, goles y valoración generalizada.

Su cabezazo a dos minutos del final, contra los Wolves, tras un medido centro de Banega, representó su gol número 17 en 41 partidos con la camiseta del Sevilla que a comienzos de los años 90 había tenido como entrenador a Carlos Salvador Bilardo y en incorporación estelar a Diego Armando Maradona.

Nacido en Quilmes el 11 de julio de 1994 y formado en las Inferiores del club “Cervecero”, Ocampos debutó en la Primera de River en plena adolescencia, a los 17 años, en agosto de 2012 pasó al Mónaco, en febrero de 2015 fue cedido a préstamo al Olympique de Marsella y entre junio de 2016 y enero de 2017 afrontó un discreto paso por el Calcio: Genoa y Milán.

Tras volver a Marsella, en julio de 2019 fue traspasado a Sevilla en 15 millones de euros y más temprano que tarde se correspondió con la célebre canción popular “Sevilla, tierra de amores”.

De hecho, como inequívoco testimonio de su pertenencia con la institución andaluza, escribió Ocampos en su cuenta de Twitter: “Se vio el trabajo de todo el equipo y pudimos ganar. Estoy muy contento porque pude ayudar al equipo y aportar ese granito de arena. Este equipo tiene mucha hambre y ganas de hacer algo bueno juntos. ¡Vamos mi Sevilla Fútbol Club”.

Asimismo, convocado por Lionel Scaloni a la Selección Argentina, jugó tres partidos y anotó dos goles, uno a Alemania y otro a Ecuador.

Sevilla va por su sexta coronación (se quedó con la Europa League en 2005/2006, 2006/2007 y tres veces consecutivas entre 2013 y 2015), mientras que Manchester United la ganó en la versión 2016/2017, Inter en 1990/91, 1993/94 y 1997/98 y Shakhtar Donetsk en 2008 con la destacada formación en la que brillaba el brasileño Luiz Adriano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *