Bianco afirmó que criterios para determinar el regreso a clases presenciales «son objetivos»

El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, rechazó las críticas de Juntos por el Cambio (JxC) sobre los criterios utilizados por el Gobierno para determinar el regreso a las clases presenciales en los distritos que pasaron de la situación de «alarma» a la de «alto riesgo» sanitario y remarcó que se trata de pautas «objetivas».

«JxC se la pasó poniendo palos en la rueda desde que empezó la pandemia. Hasta la semana pasada pedían que vuelvan las clases presenciales en el AMBA. Ahora que vuelven -no por especulación política sino porque mejoraron los indicadores- piden que regresen los distritos que están en fase 2, cosa que no se puede», resaltó en declaraciones a radio Provincia.

De ese modo, el funcionario se refirió al comunicado de senadores y diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio en el que se pidió que «todas las escuelas» del territorio «estén abiertas».

En ese sentido, Bianco dijo que «es poco claro y poco serio el rol de la oposición en el país y en la provincia» y solicitó a sus referentes «que tomen las normativas vigentes, las estudien y después hablen».

Analizó que «tienen la intención de poner palos en la rueda» dado que «critican toda medida sin argumentos» y apuntó: «Sólo hace falta hace un cociente para saber en qué fase está cada distrito y ver si hay presencialidad o no de clases, a qué hora pueden abrir y cerrar los comercios, o cuáles son los horarios de circulación».

Consultado sobre el pedido de intendentes cuyos municipios se hallan en fase 2, pero reclaman el retorno a las aulas, expuso que el sábado mantuvo «con todos los jefes comunales de Juntos por el Cambio una charla de tres horas, explicándoles punto por punto».

«En fase 2 no se puede tener vuelta a la presencialidad. Es una medida de cuidado que estableció el Gobierno nacional, que nosotros adaptamos al sistema de fases provincial», destacó.

En ese marco, Bianco pidió a los intendentes que «hagan cumplimentar la normativa, para que bajen los casos y se vuelva a una incidencia de contagios menor a 500 y una ocupación de camas menor al 80% y puedan regresar las clases presenciales».

Sostuvo que los criterios para determinar el regreso a clases presenciales «son objetivos».

Reconoció que la mayor circulación que generará el regreso a las aulas, provocará un aumento de la circulación que, probablemente, derive en un aumento de contagios.

En ese sentido, dijo que de todos modos, la campaña de vacunación masiva «tiene un impacto positivo en términos de disminuir la cantidad de casos» y pidió «cumplir con los protocolos, evitar que sea un ‘viva la pepa’, y tener cuidados».

Por otro lado, puso de relieve que se registra una reducción del 30% de los contagios en las últimas tres semanas, pero remarcó que los casos «siguen siendo muchos».

«Hoy tenemos 960 camas libres en el AMBA y 490 en el interior, son niveles altos y preocupantes», indicó pero enfatizó que «las medidas que dispuso el presidente Alberto Fernández y que nosotros implementamos, dieron resultado y evitaron que explotara por los aires el sistema sanitario».

Luego, indicó que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, «tomó la decisión política de no respetar la ley», lo que calificó de «gravísimo» e insistió en que, en la provincia de Buenos Aires, se respeta «lo que dispone el gobierno nacional» y lo adaptan a la realidad del distrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *