CONTINÚAN LOS TRABAJOS DE PUESTA EN VALOR DE LA PLAZA DEL BICENTENARIO

El Municipio de Quilmes avanza con las obras de puesta en valor de la plaza del Bicentenario (Conesa), que se encuentra ubicada en la manzana de las calles Conesa, Moreno, Colón y Lavalle, en Quilmes Centro, en lo que es un punto neurálgico de la ciudad.

“Esta es una de las 200 obras que están llevando adelante en el distrito y ésta en particular forma parte de los compromisos de gestión de renovación y puesta en valor de los espacio verdes de Quilmes. Las tareas contemplan la ejecución de nuevas veredas, solados, luminarias y la incorporación de equipamiento urbano y nuevos juegos adaptados para la plaza”, sostuvo la secretaria de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Ceci Soler.

Actualmente, en el centro de la plaza se encuentra la fuente en mal estado y fuera de uso. El equipamiento lúdico y de estar se encuentra en estado regular o con roturas y no alcanza a abastecer las necesidades de sus usuarios y usuarias. Los solados de estos  se encuentran en mal estado.

A partir del análisis del sector en general y de la plaza en particular, se generó un diagnóstico y se planteó una propuesta que involucre las obras de hábitat necesarias para dotar al sector de accesibilidad, espacios lúdicos, de encuentro e intercambio, además de propiciar la seguridad de los vecinos y las vecinas.

El mejoramiento del equipamiento hará que el espacio sea usado de manera propicia, fortaleciendo la actividad de los vecinos en la plaza. Se propone la demolición de la fuente central de la plaza para generar un espacio central continuo de encuentro con cambios de solados y mobiliario.

Además, en el solado central se dotará de luminarias empotradas y luminarias peatonales. Se restaurarán los solados de los sectores lúdicos y se reemplazarán y agregarán juegos infantiles experimentales e inclusivos para los niños y las niñas. Por otra parte, la plaza contará con un espacio lúdico inclusivo (TEA/SENSORIAL) con solados antigolpe y rejas perimetrales para que los niños y niñas se sientan contenidos.

Se prevé el mantenimiento del arbolado urbano con sus beneficios ambientales ampliamente demostrados: disminución de consumo energético en época estival, retención de material particulado atmosférico, y disminución de la contaminación sonora.

El impacto del proyecto estará ligado a la mejora de la calidad de vida en relación al hábitat popular. La intervención en la plaza apunta a poner en valor el espacio público, dotándolo de infraestructura, equipamiento, seguridad y demás estrategias para  propiciar el encuentro social y fomentar así el sentido de pertenencia en los vecinos y las vecinas.

El objetivo es materializar el derecho a la belleza y calidad del espacio público,  reinterpretando las costumbres y dinámicas propias del hábitat en cuestión. Cada vecino y vecina debe poder acceder a un hábitat popular digno que garantice las condiciones de seguridad peatonal y  accesibilidad universal, a la vez que propicia el encuentro vecinal, el deporte y el ocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *