ATACAN A PUÑALADAS AL HIJO Y NUERA DEL DETENIDO POR EL CRIMEN DEL ABOGADO DESAPARECIDO ALTAMURA

El hijo y la nuera del único detenido por la desaparición y homicidio del abogado quilmeño Salvador Altamura fueron atacados a puñaladas en su vivienda de la localidad bonaerense de Bernal por una persona que los sorprendió mientras dormían y le aplicó al hombre 23 puntazos, informaron hoy fuentes policiales y una de las víctimas.

La nuera del detenido por el caso Altamura, Darío Rubén Dening, dijo a Télam que cree que el ataque está vinculado con la causa de su suegro.

Fuentes policiales confirmaron que el matrimonio fue apuñalado el pasado domingo a la madrugada por un hombre con un arma blanca que entró a la casa situada en Rodríguez Peña al 1200, de Bernal, donde también se hallaba el hijo de 3 años de las víctimas.

“Ese hombre me miraba con la mirada de matar a mi marido y a mí. No nos robó nada de la casa, solo entró a matarnos mientras dormíamos”, sostuvo María Sol Pinazo, quien sufrió una herida en una pierna producto de una puñalada.

La mujer vinculó el hecho a la causa que tiene a su suegro como único detenido acusado de asesinar y hacer desaparecer el cuerpo de Altamura el 13 de julio de 2020.

Según indicaron fuentes policiales a esta agencia, cerca de las 3 de la madrugada del domingo el matrimonio dormía en su domicilio cuando la mujer se despertó por los gritos de su pareja, identificado como Pablo Andrés Dening, quien era atacado por un hombre con un arma blanca.

Tras la agresión a su esposo y a ella, el agresor salió corriendo de la casa sin llevarse ninguna pertenencia.

En tanto, se constató que la puerta de ingreso a la vivienda se encontraba forzada, indicaron las fuentes.

Una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) trasladó a Dening al Hospital Iriarte de Quilmes, donde quedó internado fuera de peligro.

“Mi marido tiene 23 heridas de arma blanca y perforado un pulmón. Yo estoy con una bota por una fractura provocada por una puñalada en un pie”, detalló Pinazo.

El hecho fue caratulado como tentativa de homicidio por el fiscal Martín Conde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Quilmes, quien ordenó pericias en el lugar y el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *